Volver

ANDRE DERAIN

En 1900, conoce a Maurice de Vlaminck, con el que compartirá un estudio, y empieza a pintar sus primeros paisajes. Se reúne con Matisse en Collioure en 1905 y con este motivo define el estilo por el que será conocido por el gran público: colores vivos, dibujo simplificado, composición clara. Se le considera desde ese momento uno de los principales representantes del fauvismo.
A partir de 1906, parece verse en él la influencia de Gauguin, sus colores aparecen algo menos vivos. Pero el año siguiente es uno de los habituales del Bateau-Lavoir, conoce a Picasso, Braque, Apollinaire, Van Dongen y Max Jacob. Descubre y colecciona arte africano.
En 1907, experimentó con la escultura en piedra, y se trasladó a Montmartre para estar más cerca de su amigo Picasso y de otros artistas. Parece en algún momento tentado de seguir la senda marcada por Picasso. Pero no irá más allá del pre-cubismo y acabarán peleados, tras 10 años de amistad.
Derain ilustra el primer libro de poesía de Guillaume Apollinaire, El mago podrido ("L´Enchanteur pourrissant") (1909), y una colección de poemas de Max Jacob en 1912. En 1916, realiza las ilustraciones para el primer libro de André Breton, Monte de piedad ("Mont de Pieté").
A partir de 1911, vuelve a un estilo que parece más tradicional, regresando a la perspectiva y al claroscuro. En 1914, durante la Primera Guerra Mundial se le destina a un regimiento de artillería.
La posguerra
Tras la guerra, el mundo del arte le recibió con los brazos abiertos. En 1919, diseña el telón, la decoración y el vestuario del ballet La Boutique fantasque para Diaghilev, de los ballets rusos. Fue un gran éxito que le llevó a colaborar en otros muchos ballets.
Cuando obtuvo el premio Carnegie en 1928 su reputación creció. Empezó a exponer en todo el mundo: Londres, Berlín, Francfort, Düsseldorf, Nueva York y Cincinnati.
Durante la ocupación alemana de Francia en el curso de la Segunda Guerra Mundial, Derain vivió en París y fue tratado por los alemanes como un prestigioso símbolo de la cultura francesa. Aceptó una invitación para visitar oficialmente Alemania en 1941. La propaganda nazi utilizó este viaje, por lo que Derain fue acusado de colaboracionista y condenado al ostracismo durante mucho tiempo tras la Guerra.
Renunció después de la Segunda Guerra Mundial a presentar públicamente sus obras. En 1944 rechaza el nombramiento de director de la Escuela Nacional de Bellas Artes de París. Su vida acaba en una voluntaria soledad.
Muere en Garches (Hauts-de-Seine) el 8 de septiembre de 1954.
Hoy en día sus cuadros alcanzan precios millonarios.
Se califica a veces su obra como desigual y gay, pero es un fiel exponente de las preocupaciones de los artistas de su época: el arte se une a una época histórica, los artistas no pueden limitarse a reproducir la obra de sus antecesores, aunque deben considerar sus logros.
La obra de Derain es fundamentalmente pictórica, pero también diseñó decorados y vestuario de muchos ballets, ilustró algunas decenas de libros y fue conocido en tanto que escultor.

Volver