Volver

GEORGES BRAQUE

 

La exposición fauvista de 1905 le impresionó tanto que se adscribió a este estilo, usando preferentemente los colores rosa y violeta. Realizó en 1906 con Othon Friesz un viaje a Amberes y, durante el verano boreal de 1907, a La Ciotat y a L´Estaque. En otoño de ese mismo año, la exposición retrospectiva de Cézanne y la amistad que trabó con Pablo Picasso, que acababa de pintar sus Señoritas de Aviñón, le hicieron cambiar de estilo. El trabajo de ambos, en estrecha relación, hará surgir y evolucionar al cubismo. En el verano boreal de 1908 pinta paisajes en L´Estaque, en 1909, en Normandía y La Roche-Guyon.

En 1914, fue movilizado y participó en la Primera Guerra Mundial, siendo herido de gravedad en 1915. Regresó a París. En 1917 se reincorporó a su trabajo y realizó al final de la guerra una obra esencialmente basada en la naturaleza muerta.

En 1930 se compra una casa en Varengville, cerca de Dieppe. La Segunda Guerra Mundial le inspiró obras más serias y austeras. A partir de 1947, su trabajo se ve constantemente interrumpido por la enfermedad.

Estilo

Tuvo unos primeros momentos fauvistas. En el verano boreal de 1907 pinta en L´Estaque, lugar donde pintó Cézanne, una serie de paisajes "lineales" que son ya precubistas.

Existen dos fases en su cubismo. En una primera época pinta cuadros de superficies superpuestas y planos angulares, componiendo a base de cubos; usaba pocos tonos cromáticos. Después pasó por una fase de "cubismo analítico" (1909-1912), en el que los objetos quedaban descompuestos en facetas hasta el punto de ser irreconocibles. En un tercer momento cultiva el "cubismo sintético", es decir, con unidad compositiva. Impulsa más que Picasso esta tendencia del cubismo sintético.

A la vuelta de la Primera Guerra Mundial desarrolló un estilo propio, con forma unida al color. Representa figuras de gran tamaño, pinta algún paisaje y realiza, sobre todo, multitud de bodegones de estructura similar.

Después de la Segunda Guerra Mundial pinta cuadros de pájaros y de estudios.

Obras

  • La bañista (1907).

  • Violín y jarro (1913), Museo de Arte de Basilea.

  • El portugués (1911), Museo de Arte de Basilea. En esta obra introduce por primera vez palabras y números reproducidos. Es una de las que sigue más rigurosamente los principios del cubismo.

  • Compotera y vaso (1912)

  • El clarinete (1913), col. particular, Nueva York.

  • La mesa del músico (1913), Museo de Arte de Basilea.

  • Vaso y violín (1913), Museo de Arte de Basilea.

  • Bodegón (1918), Museo de Arte de Basilea. Obra de formato oval.

  • La mujer del músico (1917-18), Museo de Arte de Basilea.

  • Bodegón con guitarra II (1921-22), Galería Nacional de Praga.

  • Guitarra y cántaro (1927), Tate Gallery, Londres

  • El velador (Le Jou) (1930)

  • El dúo (1937)

  • Talleres (1945-1956), serie.

Volver