Volver

RAUL ALONSO

Se ha dicho con gran acierto de Raúl Alonso que sus obras con el correr del tiempo habían comenzado a aludir a la música. De gran dibujante pasó a ser pintor y en los últimos años de su vida adoptó la difícil técnica del pastel para concretar unas obras cada vez más fascinadoramente complejas a medida que desdeñaban la figuración. El margen de libertad creativa que le dejan al contemplador las vuelve a relacionar con la música.
Las sucesivas - y más recientes - exposiciones de Raúl Alonso comunican el encadenamiento ordenado de sus planteos, indagaciones y conclusiones.

Lo curioso ha sido comprobar que - quizá sin saberlo - empezó a parecerse a los artistas que utilizan como base primordial de su expresión las formaciones geométricas, la integridad de los elementos, el conjunto, la suma que siempre es protagónica. Fue así perfilando su cosmogonía con obras cuyas composiciones son siempre rítmicamente ambiciosas.
Pintor y Escultor prolífico recibió innumerables premios y distinciones al igual que sus exhibiciones en el país y en el exterior.

Volver